Manual Instrucción Cósmica

La Algaida. La Isla Sagrada de Tartessos.

Ratio:  / 3
MaloBueno 

 

Isidoro Borrego Marin

 

Decia Estrabón:
Sobre un peñasco rodeado todo del mar está la torre de Cepión –Chipiona- Edificada a manera de fanal, de una construcción admirable y de grande utilidad para los navegantes. Pues como quiera que el fango que baja del Betis cause bajios en el mar elevando el fondo, fue conveniente señalar el peligro con alguna señal bien patente. Desde aquí se navega por el Betis hacia arriba, y se encuentra la ciudad de Ebora, y el templo de Lucero, al que llaman los latinos Lucem Dudiae.


Lucem Dubiae. Templo consagrado a Venus en La Algaida de Sanlúcar de Barrameda. Era más conocido por Lux Dubiae o entre dos luces. Además a su lado se alzaba faro-templo consagrado a Lucifero. Don Miguel Cortes, autor del Diccionario Antiguo de España comenta: 
“Hemos visto la noticia que nos dejó Estrabón acerca del Luz Dubiae o templo de Lucifero, el Fanun Luciferi, el cual, a los que salían embarcados por el Betis al mar, les caia por su izquierda. 


En tal Templo, se adoraba a la Diosa Venus como la más importante de todas las estrellas. En las medallas Celtiberas, se colocaba una estrella sobre la cabeza de un toro o buey. Tal y como aparece en el escudo de Sanlúcar de Barrameda. Donde se le incluye el Templo-Faro y el dicho de: “Luciferi Fanum Senatus” Era influencia benigna para proteger y aumentar el ganado. 


Venus, adorada en casi todas las culturas antiguas, incluidas las prehispánicas, era una diosa Andrógina y reunía los dos sexos. Se la representaba en sus dos facetas. Como Diosa varón, era llamada Hespero que es la estrella de la tarde o Lucifero, Como Diosa hembra, era estrella de la aurora o la mañana. La Afrodita Griega o la Venus Latina. Este templo Sanluqueño estaba dedicado a Venus-Lucifero. Aquella estrella que amanece antes del alba o la primera que sale al atardecer. Formando el tránsito entre la oscuridad y la luz por el amanecer durante seis meses y durante el restante año por el atardecer, el tránsito de la luz a la oscuridad.¡¡¡MARAVILLAS ARCANAS¡¡¡ Por ello es llamado su templo ENTRE DOS LUCES o LUX DUBIAE. La luz del día y la luz de la noche. 


Tartessos adoraba a la Diosa del Lucero del Alba. De Ahí su estrella de 8 puntas llamada la estrella Tartessa. Símbolo de nuestra historia con sus reminiscencias Atlantes. De Venus llegaron los Dioses Pastores. Instructores de la Atlántida que fueron aquellos Dioses de Griegos, Egipcios, Caldeos y romanos. Que además fueron nuestros primeros Reyes. Rufo Festo Selvinio en una de sus cartas marítimas dice:
“Un rio separa la tierra, en cinco estadios su ancho computado. Un tanto al poniente de la dicha, hay otra isleta a Venus consagrada. A la Venus marina, con su templo, su entrada abovedada y un oráculo. En el citado monte que te dije, espesos por sus selvas se dilata, una ancha y arenosa playa”


De esa Isla de la Algaida y su selva espesa o Bosque sagrado ya hablaremos más tarde. Antes. Decir que Tartessos, al ser sus costas tenidas por las últimas del mundo. Se decía que en Tartessos caía el sol. 
Decía Stacio comentando sobre el carro de Apolo que llevaba al Sol en su interior:
“Feliz tierra bienaventurada, que del Sol ves las últimas carreras. En las postreras ondas del Océano, al caer, rechinar oyes sus ruedas”


Y Ausonio, añade: Ya la Calpe Tartesia había encerrado los caballos de Febo y rechinaban, Titan insigne en el estrecho Ibero.


Como acostado el Sol o recién levantado, lo primero que ve es el Lucero, en la antigüedad levantaron templo a estrella tan benigna en Tartessos. Arnobio señala que en el templo existía un altar a Vulcano. Su primer esposo. Temerosos de la reacción del Dios del fuego y la fragua si acaso no se le tuviera en cuenta.. De su ubicación es claro Estrabon en su Geografía.


“In supra Baetimnavigatur et urbssucceditEbora et Luciferifanum, quodvocantlucemdubiam o PhosphoromhieronLoucendoubia”


Traducido: “Navegando por el río Betis, llegamos a la ciudad de Ébora y al santuario de la Luz -o de Venus. El que llaman de luz dudosa” Lo de luz dudosa es porque al caer el Sol, es luz crepuscular. Una luz pálida misteriosa y llena de encanto. 


El emplazamiento de los santuarios prerromanos de Lux Dubiae y Phosphoros, apareció al Este del pinar de La Algaida. Excavados entre 1975 y 1980, en ellos aparecieron mas de 15.000 piezas. De este sacro templo, se habla en la Iliada, la Metamorfosis y fue muy alabado por Seneca.


El Faro-templo junto al Templo de Venus, era guía para los navegantes dentro del Golfo Ligustino o Tartesso. Como igualmente fuera de él, era guía para todo navegante, el Lucero o la estrella Venus en el cielo Nocturno de cualquier mar o Océano. Desde este Faro se iluminaba todo el Golfo hasta su estrecho de Coria. Tal Faro aparece en el escudo de Sanlúcar de Barrameda. Donde aparece un LUCIFERI FANUM SENATUS rodeándolo y en su centro, un buey con el Faro-templo y la estrella venusina encima.


Entre las 15.000 piezas de interés arqueológico, aparecen en su mayoría exvotos, anillos, collares, figurillas, fíbulas griegas y romanas, escarabeos egipcios, etcétera. Ofrendas a la Diosa halladas en los habitáculos de su santuario. También los restos de varias viviendas, una calzada y un muelle portuario. Los distintos arqueólogos que han publicado sobre La Algaida, han concluido que se trataba de un recinto sagrado, en el que existían varias construcciones para los depósitos votivos y para los encargados del culto.


¡¡¡CURIOSO¡¡¡ El espacio sagrado tiene unos 20 x 25 m. caracterizado por el elevado número de ofrendas. En sus límites se localizan los cimientos de pequeños edificios que los griegos llamaban ‘tesoros’ Esos tesoros pertenecían a distintos pueblos o corporaciones que prestaban especial devoción al lugar y mantenían una casa permanente para depósito de ofrendas y de objetos litúrgicos ¡¡¡ES UNA VERSION PAGANA DE LAS CASAS DE HERMANDADES DEL ROCIO ALREDEDOR DEL SANTUARIO DE LA VIRGEN¡¡¡ ¡¡¡Inaudito¡¡¡


Para más INRI, Entre los objetos encontrados, apareció la famosa estatuilla de la Diosa de las Palomas. Estatuilla que asombra a todos pues aparece como cualquier Virgen Cristiana con su hijo en brazos. A muchos le parece ver a la mismísima Virgen del Rocio, también llamada la Blanca Paloma. Adorada a escasos kilómetros en las marismas de Doñana.


En cuanto a que era una isla se hablara en un escrito más adelante. Ese monte de espesa selva, era el Lucus o bosque sagrado. Antaño tan frondoso que llegaba más allá de Cádiz. El Afamado Oleastrum. Pero… ¿Qué es un lucus? Para Estrabon, un lucus era…hablando sobre el rio Betis:
“Accedit Spectandi amenitas lucis,istis luco runo,alia Slirpurg plantaciones cultis” Osea, Celebrando la amenidad deliciosa de sus orillas, pobladas de muchos árboles y bosques religiosos.


Lucus era un bosque religioso o dicho en plata, un bosque sagrado. Como dijo Tertuliano y antes dijo Plinio: “lucos” bosques santos y sagrados que no se podían profanar, ni cortar sus árboles. 


Junto a estos bosques sagrados se construyeron pueblos que se llamaron “Lucus” Como Sanlúcar de Barrameda. Tolomeo Alejandrino pone el Oleastrum sagrado de Tartessos a 7 grados, 10 minutos de longitud y 37 y 10 minutos de latitud. Siendo esta ubicación Sanlúcar de Barrameda. La vieja ciudad de Arce Hesperis, nombrada en el Diccionario Histórico de la España Antigua, según consta en un Epigrama grabado en una torre de la ciudad. Más tarde fue Julio Cesar, quien le cambió el nombre de Hesperis a Solis-Luco. Por la existencia del Lucus de la Algaida. Derivándose en el tiempo a Sanlúcar. Quedan varios monumentos de esta población con los nombres de “Lucas amptissimus Soliensium”. Monumentos que están registrados en el Volumen de “España Sagrada” y que se malinterpreta como si lucas hubiera sido un Santo.


Estos Lucus eran lugares donde meditar. Donde se manifestaban los Genios de la Naturaleza y se podía experimentar la verdadera Religión que unía al ser humano con la divinidad. Sin sacerdotes fanáticos o mediadores de los dioses. Se experimentaba el sentimiento de lo divino y trascendental uno mismo dentro de su corazón. Esa era la iglesia Tartessa. 


Estrabon decía que los Celtas de Iberia, tenía en los Lucus sus ciudades. En este Lucus o Oleastrum Sagrado de Tartessos, donde según Trogo Pompeyo vivían Curetes y Coribantes enseñando la buena Ley, y donde se retiraron los Titanes tras batallar contra los dioses Olímpicos, era donde tenían los Hierofantes Tartessos, como Druidas ibéricos, sus templos y oráculos. Por ello decía San Agustín que los Tartessos por si mismos, habían descubierto la auténtica y verdadera religión. Esa que no tiene nombre ni culto.


En el lucos de La Isla de La Algaida, resplandecía el templo del lucero de la mañana, el mismo que por la tarde se llama héspero o véspero. Así Séneca dijo,:
“Galusest primas referens tenebras, nuncius noctis; modo lotus undis Hesperus: pulsisiterumteebris lucifer idem”


De este dice Ovidio que es, “el que congrega las estrellas, y el último que se retira del Cielo,. El que llama a la Aurora”


La Algaida, era una Isla sacralizada que gozaba de un espeso Bosque sagrado, con Santuarios mas sacros aun. Toda la isla era un Santuario a cielo abierto. Una isla a manera exacta del Templo de Hércules en la isla de Kotinousa o isla de los Olivos silvestres. La actual Santi-Petri. 


Sobre la roca Esereyón, se alzó el más importante Templo de la antigüedad, el Templo de Hércules. Pero por lo visto, parece ser que no era el único de su nivel en nuestra tierra como se creía. En comparación con el Templo de Venus en la Isla de La Algaida, pudiera ser del mismo nivel más en cada uno de ellos, pareciera que imperase el Género. Si el Templo de Hércules es rotundo, aguerrido y rebosante de fuerza, aquí es el Eterno Femenino con su fertilidad y belleza el que ordena y manda. Mas teniendo enfrente a la reserva natural de Doñana. Templo de la naturaleza. Una gran reserva de flora y fauna y al mismo tiempo, un lugar de fuerte carga telúrica. Allí anidan las aves migratorias procedentes de toda Europa y África. Los ánsares y las ocas que fueron sagradas desde la más remota Antigüedad, que crearon los mitos de la Madre Oca, la Melusina de los cuentos iniciáticos, abundan y crían en la misma Algaida. El Mito iniciático se hizo realidad en nuestra tierra.


Tartessos, la tierra de María, manifestó el Eterno femenino plenamente en la isla de Venus en su Diosa de las palomas. La actual Virgen de mil nombres que en Doñana se llama Virgen del Rocio o Blanca Paloma. No hay ya duda. La Cristiana Madre de las Marismas, con sus Peregrinaciones y casas de hermandades, es una copia de la Adoración a la Diosa Venus en su Isla sagrada de la Algaida. 


Cada día,nuestra TARTESSOS, es mas grande y sublime conforme se va descubriendo. ¡¡¡Que orgullo tener su sangre por las venas.


¡¡¡Gloria Bendita para Tartessos¡¡¡