Manual Instrucción Cósmica

El Despertar Cuántico. Junio 2011

Ratio:  / 0
MaloBueno 

 

 

EL PLANETA TIERRA ES UNA ESCUELA VIVIENTE DE OPUESTOS
Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan

 

Cada vez que desean un objeto, una situación, o una adquisición material, con la primera semilla de ese pensamiento, generan el opuesto. La polaridad es una calle de dos vías, un ir y venir, un recibir y rechazar, un tener y un no tener. Mientras están en la Tierra, cada pensamiento tiene su contrapartida. Con cada pensamiento de manifestación, inmediatamente somos atraídos a una confrontación interna/externa con la carencia. ¡¡¡Todo en nuestro interior, así como en nuestro mundo externo, refleja y magnifica todas las razones por las que esta manifestación no puede crearse, no va a crearse, no debe crearse!!!

Doblegamos al lagarto de nuestra conciencia primitiva y terrenal sólo el tiempo suficiente para dar a luz lo que nuestra humanidad siente que necesita manifestar. Sin embargo, a la larga, el lagarto se libera creando un pensamiento y situación que pone en marcha el mayor miedo a la pérdida. Hemos pasado muchisimos años fustigándonos a nosotros mismos por el pasado y las debilidades genéticas pre-programadas de carencia. El planeta Tierra es una escuela viviente de opuestos y complementos. Cada persona,  lugar y cosa tiene una energía característica, que es una creación divina emitida en el formato de una polaridad contraria. La abundancia va de la mano con lo insuficiente. La riqueza danza con la pobreza. La felicidad abraza a la tristeza. La verdad se sienta junto a las mentiras. Y por supuesto, la antigua polaridad de Bien/mal, Luz/oscuridad, Cielo/tierra.

La humanidad aísla y resguarda sus propios dioses de la polaridad. Estos dioses de la polaridad viajan en el asiento delantero con nuestros sueños. Todo contiene partes iguales de lo opuesto. ¡Eso hace que la Tierra sea un lugar tan maravilloso! La Tierra es una escuela para dioses en entrenamiento, un campo de entrenamiento espiritual, y un retiro para el maestro. ¡Mientras están en la Tierra, el fundamento de lo que creen que son les es arrebatado por completo para revelar quiénes son en verdad! Todo lo que les sucede  es un aprendizaje y un regalo que se considera inapreciable según los estándares universales. Aprender a manifestar lo que el Dios en uno quiere y desea es un acertijo espiritual. Para manifestar verdaderamente y mantener esa manifestación en forma física deben entrar en verdadera comunión con el Dios interior. Sólo desde este punto de luz original pueden crear. Todo lo demás es un truco de magia, un acto de prestidigitación, una ilusión de manifestación.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Traducción: Margarita López
Edición: Susana Peralta